3 feb. 2017

Rosquillas Especiadas de Conchita

Hola, hace mucho que no publico nada y es que mi tiempo escasea, son demasiadas cosas las que quiero hacer y los días no me cunden.
La receta de estas rosquillas me la dio mi amiga y compañera de curso Conchita, recuerdo que un día trajo una bandeja de ellas a uno de los cursos que hacíamos y al probarlas y comprobar lo deliciosas que estaban no pude si no pedirle la receta, ella que es un encanto me la dio al momento y desde entonces la tengo entre mis recetas favoritas.
Es una masa fácil de hacer y manejable, aunque hay que mojar los dedos en aceite para manipularla mas rápido. las especias no se le notan mucho pero le dan su puntito, y lo mejor es que aguantan varios días sin ponerse duras y sin necesidad de guardarlas en caja hermética ni nada, las mías estaban en un plato tapadas con una tapa cubre tartas. Tal vez por eso duran tan poco, ja,ja,ja.
Vamos con la receta.


  Ingredientes:

  • 3 Huevos
  • 350 gr. de Harina
  • 125 gr. de Azúcar
  • 1 Cucharada de Manteca
  • 100 ml. de Leche
  • 1 Cucharadita de Levadura de Postres
  • Medio Chupito de Anís
  • 1 Cucharadita Rasa de Bicarbonato
  • 1/4 de Cucharadita de Canela
  • Una pizca de Nuez Moscada
  • La Ralladura de medio Limón

Elaboración:
- Batir los huevos con el azúcar, añadir la manteca ablandada unos segundos en el microondas, la leche y el anís.
- Añadir todas las especias, la ralladura, las levaduras y mezclar bien.
- Por último añadir la harina tamizada y amasar.
- La masa quedara algo pegajosa, (no echar más harina pues eso hará nuestras rosquillas mucho más duras).
- Poner a calentar aceite en una sartén.
- Mojar los dedos en aceite frió y coger porciones de masa, darles forma de rosquillas y aplanarlas con los dedos, meter con suavidad en el aceite caliente y dejar que se frían.
- Cuando estén pasarlas a un plato con papel absorvente para quitar el exceso de aceite y enseguida pasarlas a una fuente y espolvorear con azúcar.






Notas: He probado a freír las rosquillas sin aplastar entre los dedos y no engordan tanto cuando se están friendo, vosotros podéis hacer la prueba como yo.
Además me he dado cuenta que la anterior receta de rosquillas que tengo publicada también me la dieron en un curso, ¡Cuantas cosas se aprenden en los cursillos para marujas! ja,ja,ja.

Esta receta se la dedico a mi amiga Conchita, pues la receta sin ella no existiría. 
Muchas gracias por tu amistad y tu cariño, sabes que también tienes el mío, sigue cocinando así de bien y pasame las recetas, ja,ja.


Espero que os haya gustado y deseo que seáis felices.